#cómolouso: taza recta Me Hai

Texto: José Angel Araujo Fotos: Luis Felipe Rojas de Tabula Rasa

Cuando se tiene un objeto en las manos, es seguro que llega con toda una historia detrás. Está la mano de una o varias personas que se involucraron en la creación de ese objeto. En particular lo artesanal, que como la cerámica en este caso, despertó mi interés para llevarme a conocer sus procesos e incluso a enlodarme las manos en un taller de producción. Cada pieza tiene un carácter único, la mano del artesano y toda su historia quedan impresas en los objetos que produce, vierten sueños, energía, sentimientos. Por eso la cerámica es tan especial para mi; son la pasión del otro por su oficio, y es en este caso, una de las labores de mayor tradición. Tierra y fuego, aunada con imaginación, diseño y color para entregarnos uno de los objetos que nos acompañan en los momentos de mayor gozo.

Podemos hacer de lo cotidiano algo extraordinario, para darle el fin utilitario a la pieza que fue creada por el taller Me hai en San Ildefonso Amealco, con la intención de formar parte de nuestras vidas como el oficio ha formado parte de la suya.

Además del líquido (café o té) que las tazas pueden contener, se antoja poder darle otros usos. Aquí cuatro formas de utilizarlas en la preparación y presentación de cuatro de mis recetas favoritas.

Arroz con leche de almendras y pera flameada

Una taza de arroz sirve perfecto para compartir con cuatro personas. Lo pongo a hervir con agua y canela, cuando está suave se cuela. En un sartén pongo una taza de leche de almendra, azúcar y el arroz, hasta que adquiera la textura deseada. Apaga y deja reposar.

Las peras se parten a la mitad y se ponen en un sartén caliente para sellar la parte plana. Se baja el fuego para no quemar la fruta, si deseas puedes agregar un poco de miel para caramelizar. En los últimos minutos, se retira del fuego y se vierte un caballito de tequila, mezcal, ron o cualquier licor a la mano. Se regresa al fuego y con cuidado se ladea para alcanzar la llama y que se prenda el alcohol. Sin moverlo, deja que el fuego se consuma.

Apaga y deja enfriar antes de comerlo. Yo sirvo un poco de arroz y encima una mitad de pera, además le espolvoreo un poco de la cáscara de cacao tostado, pero también puedes agregar nueces o almendras para un crunch extra.

Ensalada de betabel, naranja y jícama

Cocer dos betabeles grandes en una olla con suficiente agua, porque tardan en cocerse. Si el agua se termina y aún se sienten duros, agrega más agua pero caliente. Yo los saco a media cocción para partirlos a la mitad o en cuartos y tenerlos más rápido.

Ensalada de betabel, naranja y jícama

Pelar una jícama grande y cortarla en cubos, lo mismo con la naranja, partirla en cuartos y desgajar. Cuando los betabeles estén listos, dejarlos enfriar y también cortar en cubos. Mezclar lo anterior en un bowl grande con un poco de pimienta quebrada y sal de mar.

Pastelitos María y el Mar

Poner en la licuadora media taza de avena y media taza de amaranto hasta pulverizar. Mezclar con media taza de harina, una cucharadita de royal y media cucharadita de bicarbonato.

Licua una taza de leche de almendras, un plátano, una cucharada de linaza y una cucharada de aceite vegetal. Mezcla con los ingredientes secos con los húmedos en un bowl grande, hasta que se incorporen perfectamente. Si está muy seco puedes agregar un poco más de leche o agua, pero no debe quedar muy líquido.

Con un poco de aceite vegetal engrasa las tazas y enharina. Reparte la mezcla sin llenar la taza hasta el tope, máximo ⅔.

Poner a hervir dos tazas de agua en una cacerola con tapa, cuando esté caliente acomodar las tazas dentro para cocer a baño maría a fuego medio. Dependerá del tamaño de la taza, pero tardará aproximadamente 30 minutos. También lo puedes hacer en el horno de la estufa, cuidado su cocción con un palillo, cuando este salga limpio el pastelito estará listo.

Déjalo enfriar para decorar con fruta fresca y crema batida de coco, para hacerla, necesitas una lata de leche de coco que pondrás en el congelador por una hora antes de usar. Bate a velocidad máxima y cuando se formen picos endulza con azúcar glass vuelve a batir pero en la velocidad más baja y lo menos posible. ¡Cómelo directamente de la taza!

Pastelitos María y el Mar

Sopa Ofelia

En un sartén fríe con aceite vegetal ajo, cebolla y cuando estén dorados, agrega una hoja santa hasta que esté suave, sin dejar que se queme. Lleva estos ingredientes a la licuadora con una taza de frijoles negros más dos tazas del caldo en el que se cocieron. Licua suficiente para no colar, porque al hacerlo se pierde mucha fibra de los frijoles. Regresa al sartén y sazona, rectifica la sal y si es necesario agrega un poco más. Deja que hierva unos minutos a fuego bajo. En las tazas coloca juliana de tortillas fritas, aguacate en cubos, unas rodajas de chile chipotle, habas y champiñones. Lleva a la mesa y sirve directamente la sopa de frijol, calientita y apapachadora.

Sopa Ofelia

Compra tu taza recta aquí y comparte con nosotrxs cómo usas tu taza recta Me Hai usando el hashtag #cómolouso en redes sociales.

José Ángel escribe de salud y bienestar para medios impresos y digitales. Maratonista y guía de corredores con debilidad visual. Apasionado de la comida mexicana, por sus técnicas e ingredientes que lo atraparon desde pequeño, cuando aprendió a hacer salsa de molcajete y tortillas. Es padre de cuatro perros y tres gatos (por ahora) y fundador de Tabula Rasa , un proyecto que reúne alrededor de la mesa a todo aquel que quiera partir el pan y olvidarse de los prejuicios, con la disponibilidad (y valor) de compartir la mesa y su experiencia con extraños. Encuéntralo en el Centro de Tlalpan, al sur de la CDMX

VISITANOS EN

Manuel Gutiérrez Nájera 12c,

Centro

76020

Santiago de Querétaro, Qro., México

SIGUENOS EN

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black YouTube Icon
  • Black Pinterest Icon
Recrear es una alternativa de consumo responsable y accesible de productos mexicanos.