VISITANOS EN

Manuel Gutiérrez Nájera 12c,

Centro

76020

Santiago de Querétaro, Qro., México

SIGUENOS EN

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black YouTube Icon
  • Black Pinterest Icon
Recrear es una alternativa de consumo responsable y accesible de productos mexicanos.

#glosario: Greenwashing

Los últimos años hemos visto un creciente interés en torno a temas de sustentabilidad y ecología. Esta preocupación se ha enfocado en las elecciones de compra y así, las empresas han adoptado medidas y publicidad que muestran su compromiso con el medio ambiente, ya sea con campañas de reciclaje o con líneas eco. El objetivo no es una real disminución del impacto ecológico que causan, sino vender la imagen que la gente quiere comprar. En varios países esta tendencia de consumo va creciendo. Las empresas reconocen esta demanda y se pintan de verde para aumentar sus ventas, cayendo en la práctica que se ha denominado greenwashing.

El greenwashing, o lavado verde, es el uso del discurso ecológico y sustentable como estrategia de mercadotecnia para generar mayores ganancias y mejorar la imagen ante lxs consumidorxs. Las corporaciones que practican el greenwashing gastan más en publicitar sus acciones “verdes”, que en tener prácticas realmente ecológicas. La tendencia es, entonces, lavarnos las manos con acciones banales y completamente compatibles con el sistema que nos permiten sentirnos bien con nosotrxs mismxs. Asistimos a la pérdida del cinismo, al auge de la explotación buena onda y el capitalismo verde.

No se cuestionan las prácticas consumistas o de sobreproducción, nos fijamos en etiquetas y cajitas de cartón. Sumado al hecho de que muchas veces estamos ante falsa publicidad. Es decir, ni siquiera son productos ecológicos; sólo se usan algunas estrategias como cambiar el nombre o la etiqueta del producto, evocaciones al medio ambiente y consignas de mejora en la salud, entre otras. Las corporaciones siguen trabajando en su cara verde y sus directivos dan conferencias sobre el cuidado al medio ambiente mientras sus prácticas continúan sin ser sostenibles.

¿Es realmente verde?  Los productos verdes han incrementado un 73% desde el 2009. Pero más del 95% de los productos son culpables del “lavado verde”. (Vía PauleyCreative)



Necesitamos ser críticos, no dejarnos apantallar por un envoltorio que tranquilice la conciencia. No pensar que un producto es ecológico sólo por tener banderas verdes. Empezar por cuestionarnos nuestros estilos de vida, nuestras prácticas cotidianas, la cantidad de cosas que consumimos, qué y cuánto tiramos, pensar dónde hacemos las compras. Probablemente, este tipo de productos, los encuentres en tu barrio; vinculándote de otra manera con la ciudad y la forma de habitarla, de consumirlo todo. La sobreexplotación industrial no va  desaparecer con una línea eco.

El capitalismo verde nos lleva, según Alejandro Nadas, a la siguiente pregunta, ¿Bajo qué condiciones es posible concebir una plataforma duradera de acumulación de capital que sea compatible con el mejoramiento del ambiente y con la buena salud de la biósfera a largo plazo? 

¿Serán compatibles una economía basada en el extractismo y la explotación con formas realmente sostenibles, o sólo se puede alcanzar un lavado del impacto que este modelo produce? A partir de un análisis económico, Nadas concluye, …el capital verde no es la solución a los graves problemas ambientales y mucho menos a la creciente desigualdad. Es sólo una justificación ideológica a la necesidad de continuar una relación social de explotación clasista y ambiental tan productivista como extractivista.

Entonces, ¿cómo nos posicionamos? ¿Qué cambios y prácticas asumimos? Elegimos día a día cuánto y qué consumimos. En éste hacer cotidiano de consumidorxs que somos podemos navegar nuevas aguas que no se dejen llevar por las apariencias. Comprometernos, investigar y buscar alternativas reales.

#ecoblanqueamiento #greenwashing #lavadoverde #quéesgreenwashing

0 views