#lugares: Cólon, Querétaro

Colón es uno de los 18 municipios de Querétaro. Está ubicado en la parte noreste, a una hora aproximadamente de la capital, colinda con Guanajuato, Tolimán, El Marqués, Tequisquiapan y Ezequiel Montes. Es el tercer municipio en Querétaro por su extensión territorial, 8,071.527 km². Con una altura de 1900 sobre el nivel del mar Colón se erige como un municipio con tradiciones e historia, con una población de 62,557 habitantes, que va apegándose a las nociones de progreso e industrialización.

Colón era habitada por el grupo etnolinguístico ñañho, en el Siglo XV los chicimecas jonaces desplazan a esta población hacia el sur y se asientan en lo que ahora se conoce como Colón. En 1531 los españoles buscaron alianzas con los ñañho para hacerse con este territorio. En 1550 la mayoría de la población se dedicaba al comercio y a los oficios de arrieros y artesanos. Los franciscanos fundan Tolimanejo y son quienes instauran la religión en esta zona. En 1687 los frailes franciscanos junto con los chichimecas jonaces fundan la Misión de Santo Domingo de Soriano, a un kilómetro de Tolimanejo. En 1756 Tolimanejo y Soriano se fundan en una sola parroquia, juntando a ambos pueblos con las haciendas y rancherías de los alrededores. Es en este momento cuando se le da el nombre de Colón a este territorio.

Colón fue un municipio activo en la guerra cristera, levantándose en armas en 1928. Esto trajo repercusiones económicas para la población. Colón había sido considerado un municipio próspero en términos de economía e industria. Al terminar la guerra cristera esto deja de ser así, las inversiones en la industria desaparecen y mucha gente se desplaza. Actualmente la inversión y la proyección de Colón como un lugar para la industria y progreso es parte del imaginario del gobierno. Ahí abrieron el aeropuerto de Querétaro así como algunas universidades y otras industrias. Habría que pensar esta situación con detenimiento para ver a quiénes beneficia que Colón se suba a este tren del desarrollo, a coste de qué y de quiénes esto sucede.

Colón fue un pueblo fundado por los franciscanos donde la religión fue central, reflejado en su participación en la guerra cristera y en las celebraciones actuales, siendo la festividad más importante la que se realiza en honor a la virgen de los Dolores de Soriano, que se celebra una semana previa y durante Semana Santa. De los misioneros dominicos que atendieron la misión del Soriano a finales del siglo XVII se heredó el oficio de trabajar la lana. Algunas tradiciones se han desdibujado, otras continúan con las dificultades y riesgo constante de desaparecer como la utilización de lana y la técnica del telar de pedal que ha sido un símbolo de reconocimiento para la gente de Colón.

Hace 50 años más de 60 familias se dedicaban a trabajar la lana; los sarapes y cobijas eran moneda de intercambio con otros habitantes de la Sierra Gorda. Actualmente sólo 10 familias se dedican de manera activa a la elaboración de prendas de lana. Una tradición que había sido retomada e impulsada por los colonenses hasta volverlo tradición del pueblo ahora va en disminución. El hecho de que existan nuevas artesanías elaboradas con materiales más económicos es uno de los factores que ha llevado a que este oficio se realice cada vez menos así como la gran oferta de trabajo en los parques industriales de la zona.

Sin embargo, se están realizando varios esfuerzos por conservar esta técnica. Un gran ejemplo es el grupo de siete artesanos que se juntaron para elaborar un mosaico de telar de pedal con la imagen de la Virgen de los Dolores de Soriano, con el horizonte de que éste fuera el telar más grande y entrara así a los Record Guinness, de esta manera difundiendo el trabajo tan importante que algunas personas continúan realizando en Colón. Este telar, de 600m2, es un reflejo de los colores, las técnicas y los saberes que se llevan compartiendo y pasando años tras año de generación en generación entre quienes habitan Colón.

También se ha abierto la Escuela del Telar para darle impulso e importancia a la gran labor y conocimiento que había sido seña de la identidad de Colón, que hasta hace 50 años seguía conociéndose como “La Tierra de los Sarapes”. Al pasar este saber a las aulas puede parecer que hay algo que se pierde en las formas más próximas y familiares por las cuales pasaba este conocimiento. Sin embargo, también es importante reconocer cómo las aulas empiezan a ser ocupados por otros saberes que generalmente no se consideran creadores de conocimiento. El telar de pedal continúa pujando por existir y seguir resinificándose de acuerdo a la vida de las personas que lo mantienen vivo, que siguen generando desde las manos y los pies saberes y arte.

VISITANOS EN

Manuel Gutiérrez Nájera 12c,

Centro

76020

Santiago de Querétaro, Qro., México

SIGUENOS EN

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black YouTube Icon
  • Black Pinterest Icon
Recrear es una alternativa de consumo responsable y accesible de productos mexicanos.