#lugares: San Juan Dehedo, Amealco

Por: Rosa

Entre el bosque, caldera y aguas San Juan Dehedó, una de las poblaciones más antiguas de Querétaro, mantiene parte de la memoria milenaria del pueblo ñañho. Localizada al suroeste de la cabecera municipal, Amealco de Bonfil, que se encuentra en la parte sur del estado de Querétaro. A 2654 metros de altura, un ambiente templado húmedo con lluvias abundantes es el hogar de de 1166 habitantes. Del total de la población, el 10,38% proviene de fuera de el Estado de Querétaro. El 1,97% de la población es indígena, y el 0,69% de los habitantes habla una lengua indígena.

El municipio de Amealco tiene una población de 62.197 en 682 kilómetros cuadrados, lo cual representa el 5.8% del territorio total de Querétaro. Sus principales actividades económicas son la agroindustria, la ganadería y el turismo. Amealco tiene un relieve montañoso con paisajes envueltos por encinos, madroños y pinos. Su tierra es rica y fértil, donde la agricultura se da muy bien, y es de gran importancia tanto para el autoconsumo como para la venta. Se cultiva mucho maíz, haba, trigo, cebada y avena forrajera; manzana, ciruelas, pera y duraznos. Sin embargo, esto no alcanza para sostener las economías de las familias.

Buscando información nos dimos cuenta que existe muy poca sobre San Juan Dehedó y Amealco. Este vacío nos hace pensar en los silencios que dicen mucho. Amealco es el municipio donde vive el 80% de la población indígena del estado de Querétaro. En el municipio existen 34 comunidades de origen Ñañhú. Según el informe sobre la situación de pobreza de la SEDESOL en el 2010 el 33% de la población tenía carencia de acceso a la alimentación, 24,027 personas. La carencia por acceso a la seguridad social llegaba a un 90%, 65,541 personas sin atención médica. El grado promedio de escolaridad de la población de 15 años o más era de 5.9 frente al grado promedio de escolaridad de 8.9 en la entidad. En San Juan Dehedó de una población total de 1166 personas, 470 jóvenes de 15 años o más tenían la escolaridad básica incompleta en el 2010, 398 personas se encontraban sin derecho a salud, 34 viviendas sin agua entubada y 30 sin luz eléctrica.

Tratar de echar una mirada hacia atrás también resulta complejo por los silencios que rodean la historia de los pueblos hñähñu pero también por los muy particulares vacíos que encontramos sobre Amealco en general y Dehedo en particular. Nos queda un ejercicio de armar pequeñas piezas para lanzar mínimas intuiciones. Parece que entre los retazos y mitos encontramos que lo que ahora conocemos como Querétaro estaba poblado por hñahñus, chichimecas y purépechas. Don Fernando de Tapia, Conin, despojó de estas tierras a los pobladores para, del lado de los españoles fundar la ciudad de Santiago de Querétaro y otros municipios del estado. Aunque la versión más difundida es que la población hñahñu llegó de la mano de Conin después de la colonización.

Los franciscanos tuvieron una gran influencia religiosa en la zona. Lo cual aún se asoma en el sincretismo que puede observarse en las celebraciones y prácticas cotidianas de quienes hoy habitan Amealco y San Juan Dehedo. En San Juan Dehedo las celebraciones son de gran importancia pues actualizan la memoria desde la comunidad. Durante muchos años la importancia religiosa de esta región fue grandísima. Las celebraciones continúan siendo una parte importante de la vida de las personas de San Juan, son dedicadas a sus santos protectores, donde se pueden ver formas de organización heredadas de los españoles, pero también la fuerte carga de organización comunitaria de su pasado prehispánico. Las festividades más arraigadas son aquellas de los ciclos de la naturaleza, así como los “misterios salvíficos de Jesucristo”. Un ejemplo es la celebración de la Candelaria el 2 de febrero donde se presenta al niño dios y al mismo tiempo los agricultores llevan a bendecir las semillas que se van a utilizar durante todo el año. En Semana Santa vemos procesión de cristos y petición para un buen temporal y cosecha.

Sin embargo, las celebraciones más grandes son las dedicadas a San Juan Bautista (Patrono de la localidad, presente en el nombre de la misma) y a la Preciosa Sangre de Nuestro Señor Jesucristo. Danzas ancestrales, la de los ancianitos, música de viento, procesiones, peregrinaciones, fuegos pirotécnicos y abundante comida llenan las calles y los días durante estas festividades. A pesar de que la fiesta de la Preciosa Sangre de Cristo en Dehedó no tiene más de 60 años el imaginario que se renueva en estas fiestas tienen un arraigo ancestral.

La vida en este territorio va renovando y reactivando la memoria a partir de danzas, música, formas de hacer, vivir y compartir el mundo. Lucha que tiene que seguirse librando, la cual se puede observar también en los productos que se elaboran en esta región como las hermosas decoraciones de vasijas y otros utensilios de cerámica, así como el bordado y las ropas tradicionales. Ante esto último la producción en cadena y de bajo costo que el capital impone se hace camino para borrar historias, manos y saberes, así homogeneizar, explotar y exportar. La textilera Kaltex es prueba de ello. Maquila que se asentó en Dehedó y tiene una fuerza de trabajo de mujeres en un 80% transfigurando el panorama laboral, familiar y territorial. Fue inaugurada hace 21 años dentro de un ayuntamiento que cuenta con 34 pueblos de origen otomí. No es casual la ubicación de esta maquila y que los cuerpos que ahí trabajan son en su mayoría de mujeres racializadas. Estas formas de explotación ante una situación de una localidad empobrecida son lo más común. Ante esto recuperar el hacer propio y la autonomía resultan imperantes.

En un municipio y población donde se palpa la importancia de la tierra y el agua, Amealco (lugar donde brota el agua) y Dehedó (agua en la piedra), la memoria sigue brotando de las rocas como agua de río, las personas siguen habitando el territorio desde la memoria y resistencia con su lengua, formas y modos contra la homogeneización y el olvido.

VISITANOS EN

Manuel Gutiérrez Nájera 12c,

Centro

76020

Santiago de Querétaro, Qro., México

SIGUENOS EN

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black YouTube Icon
  • Black Pinterest Icon
Recrear es una alternativa de consumo responsable y accesible de productos mexicanos.