#quiénessomos: Textiles Utilitarios

En un momento en el que todo es fabricado para ser desechado al poco tiempo, parece que los objetos carecen de valor alguno más allá del comercial, sin embargo, con el tiempo se convierten en depositarios de nuestros afectos. Podemos pensar un anillo heredado, en nuestra taza favorita, regalo de alguien especial o en la playera que compramos a la salida de un concierto y que ha pasado por la lavadora más veces de las que podemos siquiera contar.

Todos los objetos que ocupan un lugar privilegiado en nuestra vida comparten una característica: con el uso se convierten en una extensión de nosotras y nosotros; pensemos en cómo nos sentiríamos si por la mañana saliéramos de casa sin nuestro collar predilecto que sólo nos quitamos para bañarnos, o qué pasaría si olvidáramos en la playa nuestras gafas más queridas o arruináramos con jabón la bufanda que alguien tejió para nosotros.

La relación que construímos con la ropa es un fenómeno muy peculiar, con el tiempo hay prendas que pasan a ser una segunda piel, unos pantalones de mezclilla que nos ajustan a la perfección, una camisa que además de ser bonita resulta cómoda o una sudadera que parece conservar el olor de un propietario anterior. Es interesante pensar en cómo objetos confeccionados a gran escala adquieren significados tan personales a través de vivencias que nos relacionan con ellos.

No es una novedad que los textiles poseen una gran relevancia en nuestras vidas, misma que cambia de acuerdo al contexto espacial y temporal, pero al hablar de textiles prestamos demasiada atención a los utilizados en la confección de ropa, casi pasando por alto los usados en la limpieza; es difícil pensar en un lazo emocional que nos vincule a un trapo de cocina o a una jerga. Y es cuando se hace evidente otra cualidad de los textiles: su dualidad

Cuando repensamos la función tradicional de los objetos, obtenemos productos inesperados, que solamente se logran cuestionando las convenciones más cotidianas. Es así como las jergas, un textil pensado para limpiar o secar se convierte en el elemento central de la siguiente colaboración, reivindicando el valor de un textil popular inicialmente utilizado para la limpieza o confección de ropa de bajo costo.

Además del aspecto visual, la jerga cumple con una utilidad, al estar hecha de fibras de algodón es cómoda, resistente, fresca y absorbente, lo que la hace ideal para la primavera y el verano. Asimismo, su técnica de elaboración hace que ninguna prenda sea igual a otra y que será de amplia durabilidad.

Las prendas de jerga confeccionadas en colaboración con ReCrear son elaboradas en el taller de Saúl Acoltzi en San Miguel Xaltipa, Tlaxcala.

VISITANOS EN

Manuel Gutiérrez Nájera 12c,

Centro

76020

Santiago de Querétaro, Qro., México

SIGUENOS EN

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black YouTube Icon
  • Black Pinterest Icon
Recrear es una alternativa de consumo responsable y accesible de productos mexicanos.