VISITANOS EN

Manuel Gutiérrez Nájera 12c,

Centro

76020

Santiago de Querétaro, Qro., México

SIGUENOS EN

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black YouTube Icon
  • Black Pinterest Icon
Recrear es una alternativa de consumo responsable y accesible de productos mexicanos.

#técnicas: Alfarería

Por Casandra:

La labor de elaborar objetos con base en arcilla o barro, surge a partir de prácticas que recorren diversos periodos históricos y ha desarrollado dinámicas de las cuales aún podemos ser testigos.

En México es complicado definir la fecha exacta del comienzo de la alfarería. Se cree que surge entre 2000 a.C y 1521 d.C. La alfarería ha continuado transformando su técnica con diversas innovaciones tecnológicas.

El bruñido ó el pastillaje son técnicas que tienen su origen desde tiempos prehispánicos, y que denotan el dominio y la habilidad técnica desarrollada en este periodo. El primer paso para el bruñido consiste en la utilización del barro de la región que con el uso de piedras de río permite alisar y pulir las piezas. El siguiente paso es la utilización de la piedra pirita para dar un particular brillo en su superficie. El pastillaje es una técnica que hace uso de la aplicación de pequeñas bolas de barro sobrepuestas en la pieza antes de su cocción para su decoración. Así, la alfarería consiste en la conjunción de la arcilla, el agua y el fuego para posteriormente pasar por una labor minuciosa que se ha mantenido ante el paso del tiempo.

La invención de la rueda fue fundamental para la creación del torno, y con ello, la incorporación del pie (pedal) en la elaboración de la alfarería. En México, se integró esta técnica en el siglo XVI, en las prácticas mesoamericanas, como consecuencia de la conquista.

Hoy en día, la alfarería se encuentra en un proceso de cambio y resignificación ante la industrialización. Pues el valor que la industria ha designado a técnicas y prácticas como esta, han permeado en su costo y adquisición.

Lo industrial se antepone como un proceso acelerado de menor costo y mayor producción que posiciona lo artesanal como una técnica lenta de mayor inversión en su elaboración; exige un mayor tiempo en su creación por los días utilizados para la preparación del barro, la elaboración de la obra, la decoración y la cocción.

Existen tres formas principales de elaborar cerámica. La primera, como anteriormente mencionamos, es el uso del pedal para dar forma a la pieza; y actualmente, solo ha cambiado si se realiza  manual  o eléctricamente.  La segunda consiste en la utilización de moldes pre-fabricados, en los que el uso de decoraciones, patrones o siluetas son evidentes.  Y por último, la técnica que se considera la más antigua y minuciosa en la alfarería: la ejecución directa de las manos en la pieza final, y que después, se llevará a cocción.

La alfarería es un proceso tradicional que se ha mantenido hasta hoy gracias al aporte y aprendizaje de generaciones que han decidido conservar este oficio. Recrear busca colaborar en la conservación y remuneración justa  de las personas que siguen ejerciendo esta vital labor.