VISITANOS EN

Manuel Gutiérrez Nájera 12c,

Centro

76020

Santiago de Querétaro, Qro., México

SIGUENOS EN

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black YouTube Icon
  • Black Pinterest Icon
Recrear es una alternativa de consumo responsable y accesible de productos mexicanos.

#traducciones: La Colección Ivy Park de Beyoncé se está fabricando en Sweatshops (maquilas de explot

Imagen: Top Shop

El artículo “Updated: Beyoncé’s Ivy Park Collection is Being Made in Sweatshops ” fue escrito originalmente en inglés y publicado por The Fashión Law el 16 de mayo del 2017. Fue traducido por Quetzali del equipo de #recrear, puedes leer la versión original aquí.

La nueva colección Ivy Park de Beyoncé se fabrica en condiciones de explotación a trabajadorxs, quienes ganan tan poco como de $6.17 dólares al día (técnicamente el doble del salario mínimo en Sri Lanka), esto según fuentes, incluyendo The Telegraph. La mega-estrella y la llamada ‘colección feminista’ llegaron a los aparadores en mayo del año pasado, con el supuesto objetivo de “apoyar e inspirar a las mujeres”. Desde el lanzamiento (Beyoncé y su colección) fueron rodeadas de controversia ya que las prendas son supuestamente fabricadas en Sri Lanka por costureras mal pagadas quienes trabajan en condiciones que se asemejan a “esclavitud de maquilas de explotación extrema” o esclavitud de sweatshops.

Una costurera de 22 años, una de las mujeres encargadas de manufacturar la colección Ivy Park para MAS Holdings, un gigante exportador de prendas de vestir y accesorios de Sri Lanka, le dijo a The Sun del Reino Unido, que ganó 18,500 rupias (algo como $125 dólares al mes), aproximadamente la mitad del salario promedio de Sri Lanka. Comentó también que ha trabajado turnos diarios de más de 9 horas, cinco días a la semana, más tiempo extra.

Las trabajadoras, en su mayoría mujeres jóvenes de aldeas rurales pobres, sólo pueden permitirse vivir en casas de huéspedes, comúnmente proporcionadas (a un costo) por lxs propietarixs de las fábricas, y trabajan más de 60 horas a la semana para llegar al fin de mes. La trabajadora que habló acerca de las condiciones asociadas a la manufactura de la línea Ivy Park es hija de agricultorxs de una aldea remota a 200 millas de la fábrica de Katunayake. Comparte una habitación del 10 por 10 pies con su hermana de 19 años. “Todo lo que hacemos es trabajar, dormir, trabajar, dormir” dijo anónimamente a The Sun por miedo a ser despedida o peor.

MAS Holdings emplea 74,000 trabajadoras de prendas de vestir en 48 fábricas a través de Asia, y ha sido vinculado a acusaciones de maquilas de explotación extrema varias veces en el pasado.

En cuanto a Beyoncé, que cuenta con un valor neto de $450 millones de dólares aproximadamente, ya tiene un poco de historia en la moda rápida, después de unirse a la famosa gigante de la moda rápida, H&M, para una colección en el 2013. Al igual que la vez pasada, ha estado promoviendo la colección (y sus camisas de $25 dólares) y es la cara principal de la campaña, diciendo cosas como: “La belleza verdadera esta en la salud de nuestras mentes, corazones y cuerpos. Sé eso cuando me siento físicamente fuerte. Soy mentalmente fuerte y quiero crear una marca que haga sentir a otras mujeres de la misma manera”. La marca tenía proyectado ganar $10 millones en 2016 solamente con la colección Ivy Park.

Hablando de las recientes revelaciones, Jakub Sobik de la organización con sede en el Reino Unido, Anti-Slavery International dijo: “Estas condiciones equivalen a una forma de esclavitud de maquilas de explotación extrema. Hay una serie de elementos aquí que encajan en los términos de esclavitud, como la baja remuneración, la restricción del movimiento de las mujeres en las noches y el bloqueo.”.

Como hemos dicho en el pasado, para una celebridad con una influencia tan inmensa como Beyoncé, romantizar la moda rápida es simplemente inaceptable. No sólo está ratificando a la moda rápida en su cara, si no que se está alineando con el trato a menudo inhumano de las trabajadoras de ropa (ya sea en forma de lugares de trabajo inseguros, abuso físico y/o sexual en el trabajo, fallas en proveer compensaciones adecuadas o compensaciones por completo en algunas circunstancias, etc. – todos eventos comunes relacionados con la manufactura de la moda rápida) o la devastación medioambiental asociada que va de la mano con tales modas tóxicas y desechables. Mientras tanto, “Queen Bey” se ha alineado con (y capitalizado en) el movimiento feminista. ¿Suficientemente hipócrita?

Nota: Ni Topshop ni la campaña de Beyonce’s han negado dichas alegaciones. Sin embargo, el equipo de Beyoncé publicó una declaración diciendo: “Ivy Park tiene un riguroso programa de comercio ético. Estamos orgullosxs de nuestros esfuerzos sostenidos en inspecciones y auditorías de fábricas, y para garantizar el cumplimiento, nuestros equipos alrededor del mundo trabajan de cerca con lxs proveedorxs y sus fábricas.